Acerca de nosotros

Somos un grupo de cursillistas que vivimos en Canadá y queremos ser fieles al Carisma Fundacional del Movimiento. Carisma recibido por Eduardo Bonnín, fundador del mismo. Nuestro deseo es propagar el Carisma del Movimiento. De esta manera se podrá continuar con lo que Eduardo fundó. Evitando así las desviaciones, modificaciones o agregados que con buena intensión se hacen pero que se alejan de lo que son verdaderamente los Cursillos de Cristiandad.

Eduardo define así:

"El Cursillo de Cristiandad es un movimiento que, mediante un método propio, intenta, y por la gracia de Dios, trata de conseguir que las realidades esenciales de lo cristiano, se hagan vida en la singularidad, en la originalidad y en la creatividad de la persona, para que descubriendo sus potencialidades y aceptando sus limitaciones, vaya tomando interés en emplear su libertad para hacerlas convicción, voluntad para hacerlas decisión y firmeza para realizarlas con constancia en su cotidiano vivir personal y comunitario".

Nuestro objetivo

Nuestro objetivo es ir logrando que, por la gracia de Dios y las oraciones de muchos, haya cristianos verdaderos en todas las arterias vivas del humano existir, y que sin desgajarse de él, sepan adoptar una aptitud convencida y decidida que les ponga en disposición de ir descubriendo en sí mismos y desde sí mismos, en los demás y entre los demás, la trayectoria viva que lo cristiano vivo va avivando en ellos y en su entorno, al polarizarse, encarnarse, expresarse y comunicarse, a través de los que, en la arena de lo cotidiano, saben ser luz e impulso para los demás, con tanta naturalidad, que la multiplican y la contagian por su manera personal, radical y espontánea de realizarla desde la firme convicción y la plena libertad del que se siente hijo de Dios.

Hablar de libertad sin contar con la libertad interior de uno mismo, es olvidarse del último y decisivo eslabón con que termina y se conecta a la persona la cadena de libertades de cualquier clase o tipo que sea, que vaya consiguiendo. (Eduardo Bonnìn Aguiló)

jueves, 24 de noviembre de 2011

Historia del Movimiento de Cursillos de Cristiandad


Los Cursillos de Cristiandad se gestaron y nacieron en la década del '40, en la isla de Mallorca, España. Desde entonces, es mucho lo hablado y escrito, y mucho más lo no dicho, sobre la verdadera historia de los Cursillos de Cristiandad.
Después de muchos años de silencio, en 1981 el Manifiesto "Los Cursillos de Cristiandad, realidad aún no realizada"; sin pretender hacer una historia pormenorizada, ni un relato apologético, busca subrayar la intención con que nacieron.
En el año 1988, un grupo de iniciadores presentó un comunicado al IV Encuentro Mundial, haciendo notar algunos cambios en la Metodología de los Cursillos.
Francisco Forteza, que está rezando desde el cielo por este bendito Movimiento, fue desde muy joven un verdadero protagonista. En 1992 escribe "Historia y Memoria de los Cursillos"; allí recoge los acontecimientos más desconocidos de los Cursillos de Cristiandad. Su experiencia personal lo "autoriza" a hacer un relato testimonial de los hechos, y a valorizar el Carisma.
En Agosto de 1994 ocurrió un hecho fundamental: se realizaron las Primeras Conversaciones sobre el Carisma Fundacional, celebradas en Cala Figuera, Mallorca, España, con motivo de cumplirse las "Bodas de Oro" del Primer Cursillo de todos, realizado en ese mismo lugar, del 19 al 22 de Agosto de 1944.

Este Encuentro del M.C.C.: su pista internacional con su guía fundacional, fue un encuentro de personas. Es en este punto donde el M.C.C. se renueva en su ímpetu y se transforma.
Dos años más tarde se editó el libro acerca de estas Primeras Conversaciones sobre el carisma.
La autenticidad y actualidad de ese acontecimiento posibilitó que el 5º Encuentro Mundial de Cursillos de Cristiandad, en Octubre de 1997 en Corea fuera un eslabón más de este encuentro con el Carisma, ya que la temática central fue el Carisma Fundacional, desde la exposición autorizada de Eduardo Bonnín.
Más recientemente, el 1º Congreso de Movimientos Eclesiales en Roma, certificó que el camino iniciado por el M.C.C. desde sus fundadores, se encuentra dentro de las aspiraciones y orientaciones de la Iglesia, al presentar frente a Su Santidad Juan Pablo II a Eduardo Bonnín en su carácter de fundador del M.C.C., que "como todo movimiento suscitó interrogantes, malestares y tensiones, que ha sido un período de prueba para su fidelidad, una ocasión importante para verificar la autenticidad del carisma".
Estas palabras del Papa en el punto 6 de Etapa de Madurez, en su discurso en la Plaza San Pedro, Roma, el 30 de Mayo de 1998 frente a los representantes de los Movimientos, es una invitación sobre la que algunos dirigentes de Cursillos están reflexionando y que ahora es necesario profundizarla por muchos más.



Más de la Historia de Cursillos en
http://www.cursillos.ca/es/histoire.htm


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Boletines del OMCC