Acerca de nosotros

Somos un grupo de cursillistas que vivimos en Canadá y queremos ser fieles al Carisma Fundacional del Movimiento. Carisma recibido por Eduardo Bonnín, fundador del mismo. Nuestro deseo es propagar el Carisma del Movimiento. De esta manera se podrá continuar con lo que Eduardo fundó. Evitando así las desviaciones, modificaciones o agregados que con buena intensión se hacen pero que se alejan de lo que son verdaderamente los Cursillos de Cristiandad.

Eduardo define así:

"El Cursillo de Cristiandad es un movimiento que, mediante un método propio, intenta, y por la gracia de Dios, trata de conseguir que las realidades esenciales de lo cristiano, se hagan vida en la singularidad, en la originalidad y en la creatividad de la persona, para que descubriendo sus potencialidades y aceptando sus limitaciones, vaya tomando interés en emplear su libertad para hacerlas convicción, voluntad para hacerlas decisión y firmeza para realizarlas con constancia en su cotidiano vivir personal y comunitario".

Nuestro objetivo

Nuestro objetivo es ir logrando que, por la gracia de Dios y las oraciones de muchos, haya cristianos verdaderos en todas las arterias vivas del humano existir, y que sin desgajarse de él, sepan adoptar una aptitud convencida y decidida que les ponga en disposición de ir descubriendo en sí mismos y desde sí mismos, en los demás y entre los demás, la trayectoria viva que lo cristiano vivo va avivando en ellos y en su entorno, al polarizarse, encarnarse, expresarse y comunicarse, a través de los que, en la arena de lo cotidiano, saben ser luz e impulso para los demás, con tanta naturalidad, que la multiplican y la contagian por su manera personal, radical y espontánea de realizarla desde la firme convicción y la plena libertad del que se siente hijo de Dios.

Hablar de libertad sin contar con la libertad interior de uno mismo, es olvidarse del último y decisivo eslabón con que termina y se conecta a la persona la cadena de libertades de cualquier clase o tipo que sea, que vaya consiguiendo. (Eduardo Bonnìn Aguiló)

viernes, 6 de febrero de 2015

La hermana “difícil” de Santa Teresita de Lisieux que está camino a los altares

Santa Teresita de Lisieux y su hermana Leonia Guerin. Fotos dominio público
ROMA, 06 Feb. 15 / 02:19 am (ACI).- Dios escribe recto sobre renglones torcidos. Así lo demuestra la historia de Leonia Martin, la hermana “difícil” de Santa Teresa de Lisieux, que está camino a los altares.
El Obispo de Bayeux-Lisieux (Francia), Mons. Jean-Claude Boulanger, anunció hace unos días su intención de iniciar la causa de beatificación y canonización de Leonia.
Leonia era la tercera hija de los beatos Louis y Zelia Martin, el matrimoniobeatificado el 19 de octubre de 2008 por Benedicto XVI. Además era hermana de Teresita del Niño Jesús, una de las santas más apreciadas por el Papa Francisco, Doctora de la Iglesia Universal, y patrona de las misiones.
Religiosa de la Orden de la Visitación, Leonia fue una niña frágil, insegura, e introvertida, que dio más de un dolor de cabeza a sus padres y que también luchó por vivir su vocación a la vida religiosa.
En declaraciones a ACI Prensa, el carmelita descalzo Don Antonio Sangalli, postulador de la causa, explicó que Leonia “aunque fue expulsada hasta tres veces del convento, alcanzó su objetivo de ser religiosa, lo que demuestra que si se tiene perseverancia es posible alcanzar la voluntad de Dios”.
“Las dificultades de Leonia eran debidas principalmente a la rigidez de la regla de su orden, muy difícil de seguir en aquellos tiempos, sin embargo esto no sepultó el único talento recibido pero empleado fructíferamente, realizando plenamente su vocación”, señaló.
Actualmente la causa se halla en su proceso histórico –la recogida de todos los textos relacionados con su vida–, y antes de iniciarse oficialmente, el Obispo de Bayeus-Lisieux debe recibir el nihil obstat, la aprobación oficial de la Iglesia Católica desde el punto de vista moral y doctrinal que otorga la Congregación para las Causas de los Santos.
“El tren ha partido y está caminando… hacia Roma”, afirmó el P. Sangalli.
El postulador está seguro de que Leonia goza ya de gran fama de santidad, y recuerda que su sepulcro, en la cripta del Monasterio de la Visitación en Caen, Francia, está siempre rodeado de fieles de todo el mundo que llegan para venerarla. “Vienen para rezar. Le piden favores, y encuentran en ella ayuda espiritual. Su fe se ve reforzada por el ejemplo de esta humilde religiosa visitandina, y además, muchas cartas aseguran haber recibido gracias”.
Leonia, de nombre religioso Sor Francisca Teresa, sufrió en la niñez problemas físicos. “No tenía las cualidades humanas de sus otras hermanas, pero supo abandonarse a Dios, quien nos llama a todos independientemente de nuestras cualidades, nadie queda excluido en la llamada a la santidad”.
La tercera hija del matrimonio Martin también tuvo una estrecha relación con Santa Teresita, con quien se escribiría cartas a menudo. Después de la muerte de la doctora de la Iglesia, Leonia decidió intentar entrar de nuevo al monasterio, siguiendo la “pequeña vía” trazada por Santa Teresa, con confianza y abandono en Dios.
El P. Sangalli dijo además que Leonia consiguió entrar definitivamente en el monasterio, lo que “demuestra que la doctrina de Teresa no solo sirve para los carmelitas, sino para todos… con la pequeña vía Leonia se hizo más visitandina, permaneciendo siempre en la espiritualidad de San Francisco de Sales y Santa Francesca de Chantal, los fundadores de la Orden de la Visitación”.
Leonia murió el 17 de junio de 1941, a la edad de 78 años en el monasterio donde vivía. Actualmente su sepulcro se ha convertido en un refugio para los padres preocupados por la educación de los hijos, quienes encuentran en ella un ejemplo y un apoyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Boletines del OMCC