Acerca de nosotros

Somos un grupo de cursillistas que vivimos en Canadá y queremos ser fieles al Carisma Fundacional del Movimiento. Carisma recibido por Eduardo Bonnín, fundador del mismo. Nuestro deseo es propagar el Carisma del Movimiento. De esta manera se podrá continuar con lo que Eduardo fundó. Evitando así las desviaciones, modificaciones o agregados que con buena intensión se hacen pero que se alejan de lo que son verdaderamente los Cursillos de Cristiandad.

Eduardo define así:

"El Cursillo de Cristiandad es un movimiento que, mediante un método propio, intenta, y por la gracia de Dios, trata de conseguir que las realidades esenciales de lo cristiano, se hagan vida en la singularidad, en la originalidad y en la creatividad de la persona, para que descubriendo sus potencialidades y aceptando sus limitaciones, vaya tomando interés en emplear su libertad para hacerlas convicción, voluntad para hacerlas decisión y firmeza para realizarlas con constancia en su cotidiano vivir personal y comunitario".

Nuestro objetivo

Nuestro objetivo es ir logrando que, por la gracia de Dios y las oraciones de muchos, haya cristianos verdaderos en todas las arterias vivas del humano existir, y que sin desgajarse de él, sepan adoptar una aptitud convencida y decidida que les ponga en disposición de ir descubriendo en sí mismos y desde sí mismos, en los demás y entre los demás, la trayectoria viva que lo cristiano vivo va avivando en ellos y en su entorno, al polarizarse, encarnarse, expresarse y comunicarse, a través de los que, en la arena de lo cotidiano, saben ser luz e impulso para los demás, con tanta naturalidad, que la multiplican y la contagian por su manera personal, radical y espontánea de realizarla desde la firme convicción y la plena libertad del que se siente hijo de Dios.

Hablar de libertad sin contar con la libertad interior de uno mismo, es olvidarse del último y decisivo eslabón con que termina y se conecta a la persona la cadena de libertades de cualquier clase o tipo que sea, que vaya consiguiendo. (Eduardo Bonnìn Aguiló)

martes, 31 de octubre de 2017

Manifiesto de Guatemala tan actual como en el 2003




MANIFIESTO DE GUATEMALA

DOCUMENTO EMANADO DEL Encuentro presencial y virtual de Dirigentes de Cursillos DE CRISTIANDAD, celebrado en la Ciudad de Guatemala el  27 y 28 de  Septiembre del año 2003 Y DIRIGIDO A LA COMUNIDAD UNIVERSAL DE COLORES


«EN BUSQUEDA DE LA UNIDAD DENTRO DEL MCC»



“...El Movimiento de Cursillos…desde luego es una obra humana y, por consiguiente es perfectible... Está formada por seres humanos que van caminando a través de la historia y, lógicamente, la historia es cambiante...
¿QUÉ ES LO QUE NO PUEDE CAMBIAR?...  el carisma... la finalidad por la cual fue creado e inventado por los fundadores... Ellos han tenido una intuición..., la han meditado..., la han reflexionado...se han aconsejado... y le han dado salida apoyados en la oración... Este es el carisma..., y  no puede cambiar...
Una institución dura mientras permanece fiel a su carisma inicial... Si ustedes quieren matar al Movimiento de Cursillos...lo pueden hacer...; basta con que lo desvíen de su camino...”

(Extracto de la Meditación del P. Mario Balbiani Asesor Nacional de Cursillos de Cristiandad, en el I Encuentro Nacional de Dirigentes. Guatemala marzo-abril 2001)



INTRODUCCIÓN

C
on sumo beneplácito volvimos del V Encuentro Mundial realizado en Seúl, Corea en octubre de 1,997, confiados en que a partir de entonces la dirigencia de todas las Estructuras Operacionales se aprestaba a iniciar el nuevo milenio, encaminando el proceso de reencauzamiento del MCC hacia su Carisma Fundacional, con miras a mejorar sus frutos, acercándolos más a la meta que desde los inicios se había establecido: “ganar el mundo para Cristo”.   Prueba de los buenos propósitos alcanzados, lo constituye el contenido del inciso 3.1 del documento final de dicho Encuentro: El MCC partiendo de los ricos y abundantes valores de nuestro carisma fundacional, debe seguir estudiándolo en profundidad para su enriquecimiento, así como para ir corrigiendo las deficiencias que se encuentran en su aplicación.
Al correr de los años hemos sido testigos de la poca voluntad, falta de convicción y decisión por parte de los dirigentes que han tenido a su cargo la dirección de muchos Secretariados y de los Organismos Internacionales para poner en acción las decisiones tomadas en Corea.
Muchos de los dirigentes, seglares y sacerdotes, que han pasado por las diversas Estructuras Operacionales, han interpretado de una manera diferente la misión que el Señor les ha encomendado al colocarles en las mismas, no obstante saber y repetir a viva voz con mucha frecuencia que las mismas no son “torres de mando”, las han convertido en tales, puesto que unos fueron los acuerdos del V Encuentro y otras han sido las acciones proyectadas.
 Es más, se ha observado una fuerte tendencia hacia las innovaciones y modificaciones que los Cursillos no necesitan, y por las que se ha creado un clima de desacuerdo y desunión dentro de la dirigencia, pues las mismas, desvían la Obra, de su propia finalidad. De continuar así, se terminará desidentificando al MCC:
·      tiende a clerical, siendo eminentemente laical.[1]
·      de transformar evangélicamente los ambientes temporales, se induce al reforzamiento de los cuadros parroquiales. El ámbito de trabajo del cursillista son los ambientes que frecuenta de manera natural.
·      de vivencial y testimonial  se ha tornado  catequético y ,
·       de Cursillos de hombres y de mujeres por separado, a cursillos mixtos. El Cursillo va a la persona y por su método vivencial y testimonial, promueve la conversión personal para la mujer y el hombre, de manera distinta, ya que, por su misma naturaleza, ambos responden de diferente forma a iguales reactivos.

La falta que existe de un conocimiento sustancial del Movimiento en las Escuelas y Estructuras del mismo, en general, ha permitido que se tienda hasta la descalificación de Eduardo Bonnin, como iniciador de Cursillos y de negar que el Secretariado Diocesano de Mallorca sea el mejor depositario de las verdades fundacionales.  Se relatan diversas historias de los Cursillos, pregonando la falta de veracidad de la historia referida por quienes efectivamente fueron los protagonistas de la misma.

Añadiendo a las circunstancias descritas anteriormente los retos que el Siglo XXI representa para el Movimiento de Cursillos de Cristiandad,  en el marco de los extraordinarios avances logrados en el campo de la tecnología virtual y de los vertiginosos acontecimientos de toda índole, que sacuden al Mundo e inciden en la vida del hombre de hoy, con  efectos todavía insospechados, y ante las manifestaciones  de desunión dentro del contexto de los Cursillos de Cristiandad, hemos convenido reunirnos en unidad fraterna, con el propósito de orar, estudiar, discernir y proponer  las acciones que permitan hacer frente a dichos retos de manera efectiva e inmediata, prioritariamente a los que afrontamos al interior de nuestro querido Movimiento.
En tal virtud, hemos convenido, a título personal, es decir sin pretender representar a nuestras Diócesis y mucho menos a nuestros Secretariados, reunirnos de manera presencial y virtual, en la Ciudad de Guatemala, bajo la divisa  «EN BUSQUEDA DE  LA UNIDAD DENTRO DEL MCC», el día  27  de septiembre del año en curso, a consolidar nuestra expresión ante la Comunidad Universal de Cursillistas esperando en el Señor poder incentivarla hacia la consecución de la meta propuesta por San Pablo en la carta a los Efesios:
“Os exhorto, pues, yo, prisionero por el Señor, a que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido llamados, con toda humildad, mansedumbre y paciencia, soportándoos unos a otros por amor, poniendo empeño en conservar la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz.  Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una es la esperanza a que habéis sido llamados.  Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, actúa por todos y está en todos”. (Ef. 4, 1-6)

Nos anima  la condición de profetas, que adquirimos por el Bautismo: anunciar y denunciar lo que suceda y lo que amenace la construcción del Reino en nuestros ambientes, que es a la postre la finalidad de los Cursillos, pero antes no debemos permitir que se destruya el Reino construido dentro de nuestra parcela de Iglesia, los Cursillos de Cristiandad, convencidos de que la trayectoria hacia la desunión que ha tomado la Obra, no es el sueño y deseo de Cristo, nuestro Hermano mayor, sino  que todos sean uno Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado (Jn. 17, 21), que es el lema propuesto por la OMCC para el VI Encuentro Mundial de Dirigentes en el 2005 y que nosotros proponemos con urgencia, no esperar hasta entonces para promoverlo.

Conscientes de que ésta es una empresa de gran magnitud, nos proponemos realizar esta declaración, como anticipo a una serie de aportes a corto plazo, que se añadirán en los siguientes meses con la participación de muchos dirigentes de todas las latitudes que se sumarán a la misma. 
Vale la pena mencionar que durante la Reunión de Guatemala, tanto los participantes presenciales, como los virtuales, nos concretamos a finalizar el proceso de intercambiar ideas que se había iniciado semanas anteriores. 
Contamos con el auxilio de la santísima Virgen Maria en todas sus avocaciones, en especial en Nuestra Señora de la Asunción, patrona de Guatemala.

En el presente documento presentamos:
  • Los objetivos que nos proponemos alcanzar, con ayuda de Dios;
  • Una ligera  descripción de los antecedentes en que apoyamos nuestra reflexión;
  • Una somera lectura de la realidad que vivimos;
  • Las conclusiones a que arribamos y
  • Algunas sugerencias ante las autoridades de turno en los diferentes Organismos Internacionales actuales, responsables del buen caminar de la Obra de Cursillos, como Secretariados de mayor cobertura,  cuya función se describe claramente en IDEARIO:
n  velar por el mensaje, conociéndolo, estudiándolo y fijándolo;
n  Tratar de que sea poseído, asimilado y vivido por todos los que integran el movimiento” ;
n  Dar un cauce concreto al movimiento, que estos principios y este método se proponen animar[2]

OBJETIVOS


  1. Manifestar ante la comunidad universal de Cursillos de Cristiandad nuestra preocupación sobre el futuro de esta “obra de Dios” debido a las desavenencias que se han suscitado por el desenfoque en la aplicación del Método (siendo tan simple, evangélico y de sentido común) así como la desaprobación de la persona de Eduardo Bonnin como instrumento del Espíritu Santo para el inicio de los Cursillos en 1,944.
  2. Rechazar las intenciones de quitar y agregar elementos al método: cursillos mixtos, cursillos de dos días, cursillos de jóvenes, eliminar las Reuniones de Grupo y Ultreyas para incrustar acciones de proyección social. que no sólo están fuera del contexto original de Cursillos, sino que lo desvían de sus verdaderos objetivos
  3. Reconocer que la Fundación Eduardo Bonnin Aguiló se constituirá como el archivo histórico de toda la riqueza que representa el origen de los Cursillos, con Eduardo Bonnin y el Carisma Fundacional.
  4. Solicitar que Eduardo Bonnin sea miembro "asesor" o miembro "honorario" de los organismos internacionales.

ANTECEDENTES


En 1,994 se realizaron en Mallorca. las I Conversaciones de Cala Figuera constituyéndose como una experiencia inicial, física, (presencia de personas) en la que dirigentes de diversos países festejaron, junto a algunos de los iniciadores y primeros Cursillistas, los 50 años del primer Cursillo de todos. Este evento significó un nuevo soplo del Espíritu Santo, pues a partir de entonces se inició el proceso de  reencauzamiento efectivo del MCC hacia su Carisma.

En 1,997 se efectuó el V Encuentro Mundial de Dirigentes en Seúl, Corea, prueba evidente del re-encauzamiento iniciado, por cuanto la temática de trabajo, se derivó de las I Conversaciones de Cala Figuera.

Las II Conversaciones de Cala Figuera en 2002, volvieron a enriquecer nuestro conocimiento a profundidad y a fortalecer nuestra inquietud e impulso para manifestarnos ante toda la Comunidad, en pro de la Unidad de la Iglesia y en particular dentro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad. y reavivaron la sed de reconocer que Cursillos  de Cristiandad tiene una historia e identidad propias

Con la edición de los libros “Historia de los Cursillos de Cristiandad” de Guillermo Bibiloni, “Eduardo Bonnin, un aprendiz de cristiano”de Eduardo Suárez e “Historia de un Carisma” de Eduardo Bonnin, se nos han revelado ciertas verdades que estaban ocultas y que vienen a poner de manifiesto por qué los Cursillos dejaron de ser auténticos, genuinos u originales.
Por otro lado, estamos enterados de los resultados de los eventos realizados en Barranquilla, Colombia en junio del 2003:

a.     Pre-Encuentro del GLCC de donde emanó el documento “Fidelidad y Renovación en el MCC” del P. Antonio Diufaín Mora y en el cual se pone en entredicho el Carisma Fundacional y la calidad de fundador de Eduardo Bonnin.
b.     Primera Reunión Ordinaria del OMCC, donde sorprendentemente se habla de la realización del VI Encuentro Mundial para darle seguimiento a lo acordado en Venezuela en el 4to. Encuentro. De esta manera se estará omitiendo las conclusiones del V. Encuentro en Corea 1997.

Situación actual


Debido a los acontecimientos mencionados,

1.     Se ha creado un clima de desunión que afecta la misma aplicación de los Cursillos a raíz de la confusión en los Dirigentes, que se deriva de la publicación de documentos enfocados en distinta dirección.
2.     Se ha creado un clima de confusión en el que se advierte escasez de espíritu evangélico y ausencia de caminos que lleven a la verdad.
3.     Se ha creado una incertidumbre respecto del futuro de los Cursillos de Cristiandad, que es opuesta totalmente a la unidad. La misión de los conductores de los organismos internacionales, como estructuras operacionales,   es lograr la unidad y estar al servicio de ella.


Pronunciamiento


En tal virtud, el grupo de cursillistas que nos hemos reunido en la ciudad de Guatemala para reflexionar sobre la realidad actual de los Cursillos de Cristiandad queremos dejar constancia ante la Comunidad Cursillista Universal, de la preocupación y la tristeza que embarga nuestros corazones, ante el testimonio de nuestros Dirigentes tanto sacerdotes como laicos que han tenido en sus manos mantener viva la fidelidad a los Cursillos genuinos.
Para mencionar algunos de estos testimonios aludidos, tenemos:

a.          Ni laicos ni clérigos, con todo respeto a ambos, han querido reconocer sus funciones dentro de las Estructuras Operacionales, ni fuera de ellas. Tal el caso de que Muchos Asesores Espirituales son quienes toman las decisiones y los correspondientes Dirigentes laicos, se limitan a seguir las indicaciones de aquellos. ¿no es éste uno de tantos Movimientos de Apostolado laical con que cuenta la Iglesia?
b.         No obstante escuchar de los propios dirigentes, laicos y sacerdotes, aquella expresión “El Secretariado no es una torre de mando”, las acciones de ambos dicen lo contrario.  Son los Asesores espirituales quienes escogen y nombran a las personas para los Secretariados, y los laicos de turno simplemente acatan tales disposiciones, debiendo existir en cada Secretariado, un autentico ambiente de Reunión de Grupo de amistad, donde todos, sin excepción sean partícipes de las decisiones que deban tomarse.
c.          Los Organismos Internacionales fueron creados para ejercer funciones de Secretariado, no para inventar novedades para incrustar en los Cursillos, como si los tales estuvieran incompletos.  Los Cursillos son un Método concreto y formal de evangelización ya aprobados y bendecidos por la Iglesia.  No salieron de Mallorca para que hubiera dirigentes que se encargasen de terminarlos de diseñar[3].
d.         Reconocemos a viva voz, que las ideas, los principios y valores que sustentan los Cursillos de Cristiandad surgieron en Mallorca en los años 40 y que el Secretariado de esta diócesis sigue siendo el mejor archivo de las Ideas Fundacionales. 

Por todo lo anteriormente expuesto y con toda caridad y respeto, proponemos a toda la Comunidad Cursillista del mundo:

a.          Declararnos en Intendencia Espiritual Continua, en aras de buscar y lograr que en el ámbito de cursillos, se logre “QUE TODOS SEAN UNO COMO TÚ Y YO PADRE, PARA QUE EL MUNDO CREA” (Jn. 17, 21)
b.         Solicitar encarecidamente a los dirigentes laicos y sacerdotes que actualmente están a cargo de los Organismos Internacionales (OMCC, GLCC, GET, GNA/C, GAP), a los dirigentes de turno en el Secretariado de Mallorca y a quienes tienen a su cargo la dirección de la Fundación Bonnin Aguiló, para que conducidos por el Espíritu Santo, se reúnan inmediatamente a ponerse de común acuerdo y rescatar, juntos los enfoques fundacionales, con las aplicaciones modernas.
c.          Rechazamos, respetuosamente, el contenido de los documentos que se han emitido, especialmente los últimos calzados con la firma de P. Antonio Diufaín Mora, apoyado por el OMCC y GLCC, en los cuales se manifiesta una clara manipulación y tendencia hacia la clericalización y al desconocimiento de Eduardo Bonnin como fundador de los Cursillos.
d.         Como miembros activos del mcc tenemos derecho a conocer el proyecto de Estatuto que, aseguran, está en el Consejo Pontificio de Laicos y antes de avanzar en el trámite de aprobación, consideramos que se deben escuchar todas las voces, consensuando con los Secretariados Nacionales e invitando a Eduardo Bonnin Aguiló a participar como miembro consultor, dada su calidad de depositario del carisma fundacional de Cursillos.
Dado en Guatemala el 27, 28 de septiembre de 2003 

EN REPRESENTACIÓN DE TODOS LOS CURSILLISTAS “DE A PIE”, PARTICIPANTES PRESENCIALES Y VIRTUALES EN EL ENCUENTRO DE DIRIGENTES, REALIZADO EN GUATEMALA EL 27 Y 28 DE SEPTIEMBRE DE 2003


Marco Antonio Valdez.                         Francisco Mogollón Guzmán (QEPD).
toty80@hotmail.com,                             famogollon@correo.url.edu.gt
totymex@hotmail.com,                          pacomoguzman@hotmail.com

Efisio Pilloni.                                        Leila Hamuy
epilloni@numera.it                                 leilahamuy@hotmail.com
                            

Hugo Valdez Ruiz                                Juan Ruiz                                                   
valdezycia@prodigy.net.mx                   jxruiz@adelphia.net



PARTICIPANTES EN EL ENCUENTRO PRESENCIAL Y VIRTUAL DE DIRIGENTES “EN BUSQUEDA DE LA UDIDAD DENTRO DEL MCC” Guatemala 27-28 de septiembre de 2003

PRESENCIALES
VIRTUALES
Francisco Mogollón. Guatemala
Ondina de Mogollón. Guatemala
Rodolfo Letona. Guatemala
Mario Rivas. Guatemala
Carlos Emilio. Ramos  Guatemala
Cristóbal García. Guatemala
Mario Cifuentes. Guatemala
Rosy de Cifuentes. Guatemala
Israel Pereira. Guatemala
Rarnulfo García. Guatemala
Orlando Rodríguez. Guatemala
Emilio Prado. Guatemala
Ana María de Prado. Guatemala
Arcely Ramírez. Guatemala
Julio César Cortez.  Guatemala
Lety de Rivera.  Guatemala
Miguel Angel González. Guatemala

Carlos Muñoz. Canadá

Hugo Valdez.  México
Enrique Acevedo. México
Marco Antonio Valdez. México

Antonio Punyed. El Salvador
Wilfredo Reyes. El Salvador

Alberto Montegudo.  Argentina
María José   Monteagudo. Argentina
Leila Hamuy.  Argentina
Darío Tardowski. Argentina

Efisio Pilloni. Italia

Jorge Barceló. Estados  Unidos
Juan Ruiz.  Estados  Unidos
Matrimonio Capaz. Estados unidos
José Sánchez. Estados Unidos
Omelio y Alicia. Estados unidos

Sheelagh Winston. Canadá
Jennifer Segers. Canadá
Norma Ramírez. Canadá

David Moranta.  España
Francisco Ventura.  España
Toni Oliver. España
P. Angel Riva. España
Ramón Armengol. España
Familia Ventura. España
Joan Bibiloni. España

J. Mateo Enoh.  México
Judith Avilez.  México

Mary Dolan. Irlanda









[1] HISTORIA DE CURSILOS. Guillermo Bibiloni. Pág. 32
[2] IDEARIO. Páginas 343-344
[3]  Ideario página 356.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Boletines del OMCC