Acerca de nosotros

Somos un grupo de cursillistas que vivimos en Canadá y queremos ser fieles al Carisma Fundacional del Movimiento. Carisma recibido por Eduardo Bonnín, fundador del mismo. Nuestro deseo es propagar el Carisma del Movimiento. De esta manera se podrá continuar con lo que Eduardo fundó. Evitando así las desviaciones, modificaciones o agregados que con buena intensión se hacen pero que se alejan de lo que son verdaderamente los Cursillos de Cristiandad.

Eduardo define así:

"El Cursillo de Cristiandad es un movimiento que, mediante un método propio, intenta, y por la gracia de Dios, trata de conseguir que las realidades esenciales de lo cristiano, se hagan vida en la singularidad, en la originalidad y en la creatividad de la persona, para que descubriendo sus potencialidades y aceptando sus limitaciones, vaya tomando interés en emplear su libertad para hacerlas convicción, voluntad para hacerlas decisión y firmeza para realizarlas con constancia en su cotidiano vivir personal y comunitario".

Nuestro objetivo

Nuestro objetivo es ir logrando que, por la gracia de Dios y las oraciones de muchos, haya cristianos verdaderos en todas las arterias vivas del humano existir, y que sin desgajarse de él, sepan adoptar una aptitud convencida y decidida que les ponga en disposición de ir descubriendo en sí mismos y desde sí mismos, en los demás y entre los demás, la trayectoria viva que lo cristiano vivo va avivando en ellos y en su entorno, al polarizarse, encarnarse, expresarse y comunicarse, a través de los que, en la arena de lo cotidiano, saben ser luz e impulso para los demás, con tanta naturalidad, que la multiplican y la contagian por su manera personal, radical y espontánea de realizarla desde la firme convicción y la plena libertad del que se siente hijo de Dios.

Hablar de libertad sin contar con la libertad interior de uno mismo, es olvidarse del último y decisivo eslabón con que termina y se conecta a la persona la cadena de libertades de cualquier clase o tipo que sea, que vaya consiguiendo. (Eduardo Bonnìn Aguiló)

martes, 13 de diciembre de 2011

Extracto del Boletín del OMCC


Carisma:
Cursillos de Cristiandad está definido como un movimiento, que, por intermedio de un método de amistad unico, busca desde dentro de la Iglesia, que las realidades de vida Cristiana se puedan vivir en la originalidad, individualidad y creatividad de cada persona. La palabra “Metodo” tiene sus orígenes en dos palabras griegas, ‘meta’ que quiere decir “más allá” y ‘odos’ que se traduce como camino. El método de Cursillo nos muestra un camino para llegar más allá de nuestra meta. Consiste en hacer amigos, ser amigo de los demás y hacer que esos amigos se hagan amigos de Cristo. El propósito específico es llevar la Buena Noticia que Dios nos ama a la mayor cantidad de personas posible, con un énfasis en aquellos que están lejos. Tres fases o elementos básicos están definidos en el método Cursillo de vivir y crear amistades: Precursillo, Cursillo and Postcursillo.

Conocemos estos elementos y reconocemos que cada uno tiene igual importancia dentro del método. Philip compartió este regalo con su amigo Nathanael, esta amistad hizo que Nathanael se encuentre con Cristo, donde vio y sintió el amor de Dios. El Papa Pablo VI dijo “el hombre escucha más atentamente a testigos que a maestros”. El Papa Juan Pablo II específicamente describió el propósito de Cursillo en estas palabras: “vuestro movimiento les pide ser la levadura en la ‘masa’ del mundo, actuando en el mundo”. Podemos seguir estos ejemplos si nosotros, como Philip, invitamos a nuestros amigos a “venir y mirar con sus propios ojos”.

Mientras adoro al Cristo Niño en su cuna, los recuerdo a todos en mis oraciones. Les deseo que tengan una muy Feliz Navidad en unidad y caridad.

Vuestra hermana en Cristo

Yvonne

Presidenta del OMCC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Boletines del OMCC