Acerca de nosotros

Somos un grupo de cursillistas que vivimos en Canadá y queremos ser fieles al Carisma Fundacional del Movimiento. Carisma recibido por Eduardo Bonnín, fundador del mismo. Nuestro deseo es propagar el Carisma del Movimiento. De esta manera se podrá continuar con lo que Eduardo fundó. Evitando así las desviaciones, modificaciones o agregados que con buena intensión se hacen pero que se alejan de lo que son verdaderamente los Cursillos de Cristiandad.

Eduardo define así:

"El Cursillo de Cristiandad es un movimiento que, mediante un método propio, intenta, y por la gracia de Dios, trata de conseguir que las realidades esenciales de lo cristiano, se hagan vida en la singularidad, en la originalidad y en la creatividad de la persona, para que descubriendo sus potencialidades y aceptando sus limitaciones, vaya tomando interés en emplear su libertad para hacerlas convicción, voluntad para hacerlas decisión y firmeza para realizarlas con constancia en su cotidiano vivir personal y comunitario".

Nuestro objetivo

Nuestro objetivo es ir logrando que, por la gracia de Dios y las oraciones de muchos, haya cristianos verdaderos en todas las arterias vivas del humano existir, y que sin desgajarse de él, sepan adoptar una aptitud convencida y decidida que les ponga en disposición de ir descubriendo en sí mismos y desde sí mismos, en los demás y entre los demás, la trayectoria viva que lo cristiano vivo va avivando en ellos y en su entorno, al polarizarse, encarnarse, expresarse y comunicarse, a través de los que, en la arena de lo cotidiano, saben ser luz e impulso para los demás, con tanta naturalidad, que la multiplican y la contagian por su manera personal, radical y espontánea de realizarla desde la firme convicción y la plena libertad del que se siente hijo de Dios.

Hablar de libertad sin contar con la libertad interior de uno mismo, es olvidarse del último y decisivo eslabón con que termina y se conecta a la persona la cadena de libertades de cualquier clase o tipo que sea, que vaya consiguiendo. (Eduardo Bonnìn Aguiló)

jueves, 27 de diciembre de 2012

¿PORQUÉ INTERESA TANTO BORRAR DEL MAPA A EDUARDO BONNÍN ?


¿PORQUÉ INTERESA TANTO BORRAR DEL MAPA A EDUARDO BONNÍN ?
La razón es muy sencilla:
El Movimiento de Cursillos es un verdadero “parteaguas” en la vida de todos los que hemos tenido la dicha de vivir los tres días de esta inolvidable experiencia.
Al suceder y acontecer lo inexplicable de la metanoia –cambio profundo- en tantas personas, provoca que muchos de los protagonistas (dirigentes) lleguen a ser presa fácil del orgullo y la vanidad, la soberbia y la ambición, que termina por matar el verdadero espíritu por el cual Dios ha suscitado un carisma tan valioso.
Esta tentación se remonta hasta los mismos inicios del Movimiento de Cursillos:
1.- Bartolomé Torres Gost era el rector del Seminario Diocesano de Palma de Mallorca a principios de los años 50. Mucho le molestaba ver que los laicos que vivían un Cursillo, sin ninguna formación académico-religiosa, profesaran una fe tan viril y descarada, que mucho chocaba con las costum- bres pietistas de esa época. Por ello no tuvo reparos para expresarse ante los seminaristas mediante ataques contra los Cursillos y contra el obispo Hervás (por apoyarlos), quien al enterarse le hizo ver la posibilidad de quitarlo del Seminario.
Un hermano de Torres Gost era un alto personaje en el Opus Dei y muy allegado al gobierno de Franco. Mediante esa influencia, se sabe que solicitó la salida del obispo Hervás de Mallorca. El nuevo obispo, Jesús Enciso, llega a Mallorca con la consigna de desaparecer el Movimiento y emite una Carta Pastoral para suspender indefinidamente toda actividad cursillista.
2.- Como respuesta, el obispo Hervás redacta una Carta Pastoral desde su nueva diócesis de Ciudad Real: “Los Cursillos de Cristiandad, instrumento de Renovación Cristiana”, que se convierte en la Carta Magna de los Cursillos, y los devuelve a la vida en la Iglesia. Le pide a Eduardo Bonnín todo el material que ha elaborado sobre la Mentalidad, Esencia, Finalidad y Metodología del Movimiento y le solicita también que lleve un equipo de iniciadores para implantarlos en esa diócesis. Eduardo gustoso acepta, por lo que desde Ciudad Real parten oficialmente a todo el mundo.
3.- Sin embargo no se le permite a Eduardo participar en la estructuración organizativa, por lo que se nombran sacerdotes para elaborar los materiales y manuales operativos, que terminan por clericalizar el Movimiento, quitándole su punta seglar.
4.- Esta tentación se ha repetido desde entonces en todas las etapas históricas de los Cursillos y coincidentemente, siempre han sido sacerdotes apoyados por algunos monaguillos que ocupando la dirigencia de secretariados y grupos internacionales, poco les ha interesado estudiar las raíces del Movimiento, y créanlo, la mayoría lo hace pensando hacer un bien a los Cursillos y a la Iglesia.
5.- Desde los años 70 hasta los 90, el padre Cesáreo Gil –un sacerdote que mucho trabajó por los Cursillos toda su vida, pero que no entendió su esencia fundacional pues nunca aceptó que fuera seglar- fue siempre la cabeza visible que todo decidía en el Movimiento, culminando su influencia en Las Segundas Ideas Fundamentales que salieron a la luz en 1990, haciendo de lado las opiniones que desde Mallorca los iniciadores (incluido Eduardo Bonnín) le enviaron por escrito a la comisión que él manejaba, en desacuerdo por la clara intensión de convertir en reglas lo que nació como líneas de criterio, además de desviar la finalidad primordial de ir siempre a la Persona y nunca a sus circunstancias ni al Personaje al que era llamado a representar en la vida. El Manifies- to, el Comunicado del Secretariado Diocesano de Mallorca al IV Encuentro Mundial, Las Sugeren- cias al Proyecto de Actualización de Ideas Fundamentales, hechas por Bonnín- Francisco Suárez- Forteza, en nada hicieron mella en una ilógica posición clerical, que deseaba borrar del mapa a Eduardo Bonnín y a Mallorca, pues restaría poder y protagonismo a quienes se encumbraron a la cabeza de la estructura, que desde un principio nació para servir y nunca para mandar.
Latinoamérica es, desgraciadamente, el área geográfica donde más se ha repetido esta historia, y en la actualidad, son los que satanizan a quienes tenemos la “osadía” de investigar en las fuentes cuál es el verdadero Carisma que el Espíritu Santo ha derramado en Cursillos.
Hoy en día, son otros sacerdotes quienes han tomado la estafeta del protagonismo mundial desde este lado del globo, autonombrándose adalides del MCC, inventando incluso un Carisma Diferente, llamándolo “ Original” para diferenciarlo del Fundacional y poco les falta para decir que Eduardo y Mallorca nunca existieron realmente.
Y claro, no les faltan los monaguillos que tiran la piedra en esta Escuela Virtual, con la única finalidad de crear polémica y dudas entre los “mal informados, desinformados o no informados”.
LA VERDADERA RAZÓN ES QUE SON PATADAS DE AHOGADO, PORQUE DIOS YA HA SUSCITADO UNA OLA IMPARABLE DE HAMBRE POR RESCATAR AL MCC, REGRESANDO A SU VERDADERO ORIGEN, EMPEZANDO POR DOCUMENTOS DE LOS PAPAS JUAN PABLO SEGUNDO EN 1998 Y BENEDICTO XVI EN 2006, Y HOY CULMINANDO CON MUCHOS OBISPOS QUE HAN DETERMINADO REGRESAR A LAS FUENTES, RECORDANDO QUE CURSILLOS ES UN MOVIMIENTO EMINENTEMENTE DIOCESANO, COMO LO DECLARAN LAS MISMAS IDEAS FUNDAMENTALES EN EL APARTADO 693, RECORDÁNDOLE A LAS ESTRUCTURAS QUE SU FUNCIÓN ES DE SERVICIO Y UNIDAD, Y NUNCA DE MANDAR NI MUCHO MENOS DE ATACAR , PERSEGUIR Y SATANIZAR A QUIENES ESTÁN CUMPLIENDO CON EL PAPEL QUE A ELLOS LES CORRESPONDERÍA REALIZAR.
DE COLORES
Luis Reyes Larios

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Boletines del OMCC